Raro rare


Este restaurante hace honor a su nombre, con una carta única y de lo más apetecible. Además, está en la zona de Tribunal, que siempre es divertido visitar. Así que no lo penséis más y animaos a reservar. Eso sí, este es uno de los restaurantes apuntados a la moda en que te dan a elegir entre dos turnos: uno a las 20:00 y otro a las 23:00. Son horas raras para cenar en España, pero parece que últimamente la caja manda y los restaurantes se convierten en comederos de lujo con esta nueva norma. ¿Por qué no me dejan cenar a las 21:30 como toda la vida? Entiendo la razón económica, pero como cliente no deja de fastidiarme.

Desde fuera se ve un restaurante lleno y animado, no excesivamente grande. Dentro se puede apreciar su decoración, que hace honor a su nombre: todo está lleno de cosas raras y originales que nos recordaron a las tiendas de decoración de Amsterdam. Cualquier sitio al que mires tiene algo que llamará tu atención, y consiguen que un montón de cosas estrafalarias queden de lo más armoniosas. Me encantaron sus lámparas hechas con hormas de zapato de madera. Otra cosa a destacar es la iluminación, tenue y muy agradable.

img_3315

Un 10 a la decoración. 

A estas alturas de mi vida y aprendiendo inglés. Daba por hecho que “rare” significaba “raro” o “extraordinario”, pero resulta que también se utiliza para ” casi crudo”. Algo que cobra todo el sentido cuando ves la carta de este restaurante, que es también la más original que he visto en mucho tiempo. ¡Nos apetecía probarlo todo!

img_3324

Carta. Merece la pena que le echéis un buen vistazo, porque es realmente única.

Como queríamos probar lo más posible decidimos compartirlo todo. Y aquí viene un detalle que me gustó mucho: como eran las 23:00 y estábamos caninos, pedimos cinco platos, pensando que las raciones serían pequeñas. El camarero fue muy honrado y nos dijo que eso era demasiado. Y no sólo eso, sino que nos recomendó qué plato eliminar y cuál sustituir por otro. Se notaba que le gustaba la comida que servía.

Lo primero que nos trajeron fue el Quebolas, un carpaccio de boletus con stracciatella de trufa y crujiente de jamón. Muy bueno (¿pero alguien conoce algo con boletus y trufa que esté malo?) y ligero. Nos encantó.

img_3322

Quebolas (12,5€). Un valor seguro: carpaccio de boletus con trufa.

Después apareció el mejor plato de la noche, las Lyozas. Unas guiozas de pollo con papada ibérica, mayo de yuzu y kumquat confitado. IM-PRESIONANTES. Las mejores que hemos tomado nunca. Si vais a este restaurante, agradeceréis que os las haya recomendado.

img_3321

Lyozas (11€). Se merecen, como mínimo, un Homer.


Homer Simpson

Mmmm…. ¡¡Lyozas!!

Y el segundo mejor plato de la noche fue el Lubirollo, un sushi de lubina y gambón en tempura con pesto de cilantro y dátiles. Estaba fantástico, con la tempura crujiente en el centro y un equilibrio de sabores perfecto. Muy, muy, muy recomendable.

img_3320

Lubirollo (14,5€). ¡¡Buenísimo!!

Lo último en llegar fue la Bereta, una berenjena asada con gambas, miso dulce y maracuyá. Estaba sabrosísima, pero a estas alturas ya estábamos algo llenos, y este plato fue la puntilla, por lo que os recomendaría algo más ligero. Pero gastronómicamente no tengo nada que objetarle, que conste.

img_3319

Bereta (12,5€). Muy buena, pero algo pesada a esas alturas de la cena.

En cuanto a la carta de postres, no le han prestado tanta atención como a la principal. Aunque es comprensible, porque los platos son insuperables y es preferible llenar el buche con ellos que con un postre. En fin, que los postres consisten sólo en helados o cócteles y un postre algo más elaborado de fuera de carta.

img_3318

Carta de postres. 

Optamos por pedir el postre de fuera de carta, una tarta de queso con base de galleta, culís de mango y chocolate crujiente. Estaba bueno, pero como os he dicho, es preferible pedir otro plato principal, pues son mucho más especiales.

img_3317

Tarta de queso (6€). Buena, pero no tanto como los principales.

Y hasta aquí la comilona.

Regamos la cena con un par de cervezas Alhambra, que me encantan. Y un par de botellas de agua.

El ambiente de Raro Rare es estupendo para amigos y parejas. Gente de entre 25-45 años, todos con un toque moderno y estiloso.

¿Y el precio? Pues salimos a 72,70€ o, lo que es lo mismo, 36,35€/barba. Una relación calidad-precio estupenda, la verdad.

En cuanto al servicio, desenfadado y dispar. El primer camarero que nos atendió nos encantó, simpático, atento y se notaba que le gustaba su trabajo. Pero luego cambiaron de turno y el servicio cambió. Siguieron siendo simpáticos, pero mucho más desastrosos. Tardaban mucho en atender y en traer los platos. Así que parece que es cuestión de suerte.

En resumen: restaurante en la zona de Tribunal, con decoración excéntrica, moderna y agradable, y ambiente totalmente acorde con ella. La relación calidad-precio estupenda, con una carta sencillamente única y que merece la pena probar. El servicio siempre agradable, pero desigual dependiendo del camarero de cada momento. Os lo recomiendo vivamente.

img_3316

¡¡¡Sed buenos y felices!!!

 

 



Categorías:C - Centro, C - Comida Internacional, Cen - 25-35€, Cen - 35-50€, ir a un sitio de moda, M - Madrid, Mezclas interesantes, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, SI TU PLAN ES..., Tomar una copa/caña, un plan de chicas, una cena romántica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: