Bar Gran Sol (Fuenterrabía)


Hace un par de semanas estuve de escapada en el País Vasco con unos amigos que prefieren mantener su anonimato. En honor a la tierra que visitamos, en esta y otras entradas sobre restaurantes de por allí, hablaré de mis amigos como Patxi, Joseba, Leire, Itziar y Ainhoa. Dormimos en Fuenterrabía (y digo “Fuenterrabía” y no “Hondarribia” porque, además de que me parece mucho más bonito, también digo “Londres” y no “London”). Me encantó el pueblo -o ciudad, que no me quedó muy claro-, al lado de una ría, con unas casas preciosas, uniformes y muy cuidadas. Y el Parador Nacional, edificio donde llegó a dormir Carlos V, una auténtica maravilla. Además, Fuenterrabia está situada a escasos minutos en coche de San Sebastián (y digo “San Sebastián” y no “Donostia”,además de por lo mismo que antes, porque esta última palabra me suena especialmente mal) y de Guetaria, lugares que hay que visitar sí o sí si nos gusta comer.

Lo único que no me gustó de estas provincias españolas son los carteles pro-etarras, que te hacen sentir malvenida -no se ve bien, pero si os fijáis en la segunda casa de la foto, veréis uno-. Señores, piensen lo que quieran y apoyen a quien les de la gana, pero sean prácticos y no se hagan odiosos para el turista. Y si prefieren gastar sus recursos intelectuales en hablar vascuence (y digo “vascuence” y no “euskera”, como digo “alemán” y no “deutsch”) en lugar de otros idiomas más importantes, por mí genial. Allá ustedes.

Fuenterrabía.

Fuenterrabía.

Y ahora vamos al papeo, que es lo que nos interesa. Porque si hay algo indiscutible es que en el norte de España se come genial. Recuerdo pocos fines de semana gastronómicos del nivel del que pasé en Pamplona con mi amiga Ana y su madre, Mila.

En Fuenterrabía hay dos sitios de visita obligada para cualquier amante del buen comer: la cofradía de pescadores (una pena que nosotros la pillásemos cerrada) y el bar Gran Sol. A este último es al que fui con mis amigos el viernes por la noche. La entrada al local es de lo más discreta y hasta puede pasar desapercibida, pues parece una casa más de la zona. La decoración no llama la atención por nada en especial, salvo por la cantidad de premios que cuelgan de sus paredes. Me hizo mucha gracia que en los premios, con tal de no escribir “Vicente” escribieran el nombre del cocinero de mil maneras (Vischente, Bichente, Bishente…) excepto de la que aparece en la tarjeta (Bixente).

Decoración. Decoration. Dekor.

Decoración.
Decoration.
Dekor.

Se pueden pedir raciones, pero lo que merece la pena aquí es lo que ha dado tantos premios a este local. Carta sencilla y llena de buenos productos. Así da gusto.

Carta de pinchos. Tapas menu. Tapas-Menü.

Carta de pinchos.
Tapas menu.
Tapas-Menü.

Pedimos dos o tres pinchos cada uno, repitiendo muchos, porque tenemos gustos parecidos. Pero, siendo todos comilones, terminamos probando de todo un poco. Por eso no me acuerdo de quien pidió qué. El pincho que más triunfó por número de pedidos (siendo Itziar la única que no lo escogió) fue el huevo mollete al oro sobre migas de pastor al chipirón y jugo de ave. Hecho a la perfección, daba gusto abrir el huevo y ver como se esparcía la yema. ¡¡Mmmm…!! Y el oro le daba un toque lujoso, moderno y divertido, aunque no sabía a nada. Una maravilla que hay que pedirse.

Huevo mollete (3,20€).

Huevo mollete (3,20€).

Tenéis que pedir el huevo mollete, sí. Pero para mi gusto, el pincho que se llevó la palma en sabor fue el chipirón relleno de foie con arroz cremoso y pan beltza. Para quienes se lo pregunten -en mi vida había oído hablar de él-, el pan beltza es una especie de pan de gambas (como el de los restaurantes chinos) con tinta de calamar y es lo que veis coronando el chipirón. El conjunto era impresionantemente bueno. ¡¡Que pincho, mare mía!!

Chipirón relleno de foie con arroz cremoso y pan beltza (3,80€).

Chipirón relleno de foie con arroz cremoso y pan beltza (3,80€).

Como apenas trabajo el bacalao, no probé el vasito de tortilla de bacalao y espuma de patata que pidió Joseba que, según él, estaba sobresaliente. Me lo creo, porque ni a una cosa de las que probé se le podía poner un “pero”.

Vasito

Vasito (3,20€).

El pulpo a la gallega no lo veréis en la carta, pero era el pincho de la semana -o puede que del mes- y decidimos probarlo. Sobre un estupendo puré de patata, estaba francamente bueno, pero era menos original que el resto de pinchos, la verdad.

Pulpo a la gallega (3€).

Pulpo a la gallega (3€).

Itziar, otra bacaladera, tomó un Hondarribia: tosta de bacalao con pimiento del piquillo, foie y dulce de melocotón. Si os gusta este pescado, aquí tenéis vuestro pincho.

Taberna Gran Sol_ni idea

Hondarribia (3,60€).

El pincho de foie de Ainhoa estaba fantástico, aunque es uno de esos que cae a plomo sobre cualquier estómago. Mi consejo: pedirlo para compartir.

Taberna Gran Sol_atún

Foie con queso caramelizado, reducción de mosto y mostaza de la abuela (3,20€).

Champiñón relleno de mousse de queso con jamón ibérico y alioli. Eso es lo que lleva el pincho Jaizkibel, que era claramente más ligero que el anterior, pero igual de sabroso. De este te puedes comer 3 y quedarte silbando. ¡Buenísimo!

Jaizkibel (3€).

Jaizkibel (3€).

estar toda la vida de recreo estaba el bocadillo que pidió Iztiar, el medieval: con muslo de pollo, crema de hongos y el secreto de el gran sol.

Medieval (3,80€).

Medieval (3,80€).

Pero en el Gran Sol también hay espacio para los pinchos fríos y más tradicionales. Eso es lo que pensó alguno de mis amigos -no me acuerdo de quién, pero creo que fue Leire-, que pidió este con pimientos del piquillo y jamón. No lo probé. Tampoco oí quejas. Y no me acuerdo del precio, aunque supongo que estará entre los 2 y 3 euros. Taberna Gran Sol_pincho tradicional

Regamos la cena con chacolí -allá donde fueres…-, botellas de agua, coca-colas y cañas.

El ambiente era de gente desenfadada y normal, que salía a tomarse un pincho después de trabajar. Y también bastante turista francés.

El servicio curioso. Me explico: no he visto nada tan aparentemente desorganizado como esto. Lleno hasta la bandera, te tenías que levantar a pedir los pinchos y luego te llamaban a gritos para que los recogieras. Pero a veces había suerte y podías pedir algo en la mesa… ni agradables ni desagradables. Te sirven y punto. De todas formas, me da la sensación de que si no los pillas un viernes por la noche con el bar a rebosar pueden ser amables.

El precio estupendo. No me acordé de hacer foto a la cuenta (es lo que suelo hacer para acordarme de cuánto costó cada comida), pero salimos en torno a 15-20€/cabeza.

Conclusión: local de obligada visita al pasar por Fuenterrabía. Cuenta con unos pinchos que han recibido multitud de premios, a precios bien razonables (como es normal en este tipo de comida) que te permiten comer como un rey por 15-20€. Suele estar lleno hasta la bandera, dando el servicio cierto sentimiento de kaos, aunque al final todo funciona.

Conclusion: a must in Fuenterrabía. Its “pinchos” have received multiple awards and they are at good prices (as normal in this type of food). You will eat formidably for just 15-20 €. As it is always so full, the waiters give the feeling of being on a tremendous kaos, but in the end everything works.

Fazit: ein Muss in Fuenterrabía. Seine “Pinchos” haben mehrfach ausgezeichnet und sie sind zu guten Preisen (normal bei dieser Art von Essen). Sie werden formidabel essen für nur 15-20 €. Da ist es immer so voll, die Kellnern geben das Gefühl, auf einer ungeheuren kaos, aber am Ende alles funktioniert.

Taberna Gran Sol_tarjeta

¡¡¡Sed buenos y felices!!!



Categorías:España, P. Vascongadas, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, Resto de España, VIAJES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: