Home Burger


No sé que pasa últimamente en Madrid, que se pone un restaurante y crece una hamburguesería. ¡Están por todas partes! Pero unas son mejores que otras.

Hoy os voy a hablar de Home Burger, un descubrimiento que hice el otro día con Edu por pura casualidad. El cumpleaños de nuestro amigo Juande nos llevó a un karaoke por Chamartín, y decidimos ir antes por allí y buscar un sitio para cenar. En nuestro paseo nos llamó la atención la decoración de Home Burguer, que luego os enseñaré. Después de ver unos cuantos restaurantes, decidimos que lo que más había llamado nuestra atención era esta hamburguesería.

La entrada está bien iluminada y tiene como una especie de escaparate que te hace el local apetecible (aunque yo nunca me sentaría en esa mesa por no ser observada por el público):

Entrada. Entrance. Eingang.

Entrada.
Entrance.
Eingang.

Aquí tenéis lo que yo llamaría la “barra-escaparate”:

Decoración. Decoration. Dekor.

Decoración.
Decoration.
Dekor.

Dentro, la decoración es como de hamburguesería de los años 60, más sobria que las típicas americanas que están inundando últimamente nuestra capital. Una foto de Leonard Cohen preside la sala:

Decoración. Decoration. Dekor.

Decoración.
Decoration.
Dekor.

Una vez dentro, te atienden estupendamente. Es una cosa que llama la atención desde el principio, pues de verdad te sientes como en casa. El servicio es tan agradable y cercano que te da la impresión de que se trata de un negocio familiar en el que todos los miembros de la familia están echando una mano (a eso también ayudaban sus edades), y nos sorprendimos cuando preguntamos y nos dijeron que no, que no eran ni familia, ni ese el negocio propio de ninguno de ellos.

Nos explicaron la carta estupendamente, haciendo hincapié en lo ecológico de los productos que ofrecen. La carta es graciosa por lo enorme que es, pero eso me impidió hacerle buenas fotos, por lo que os voy a poner sólo una foto de la mitad y si queréis ver más, haced click aquí.

Carta. Menu. Menü.

Carta.
Menu.
Menü.

Edu, que es un tío clásicote, se pidió una hamburguesa como él: la clásica con queso, con lechuga, tomate, cebolla, pepinillos y cheddar. Hecha en su punto, tal como quiso (es algo que yo, carnívora empedernida nunca entenderé: si la carne es buena -como era el caso-, cuanto más sangrante, mejor). Conviene destacar las patatas que, además de ser muchas, estaban francamente buenas, aunque un punto saladas.

Hamburguesa clásica con queso. Classic cheeseburger. klassischen Burger mit Käse

Hamburguesa clásica con queso (11,25€).
Classic cheeseburger.
klassischen Burger mit Käse

Yo, que sabéis que soy una quesera empedernida, no me quise cortar en esta ocasión y decidí probar la Red Sweet Chili Burguer, con queso de cabra y pimientos rojos confitados. Cruda y deliciosa. ¡¡Mmmm!! Eso sí, si alguno de vosotros vaís y pedís la Caprichosa (con mermelada de cebolla y queso brie), contadme qué tal por favor, que estuve dudando hasta el último minuto.

Red Sweet Chili Burguer.

Red Sweet Chili Burguer (13€).

Al ver la carta de postres no pude contenerme y pedí uno de mis favoritos para compartir: la tarta de zanahoria. Tierna, con mucha cobertura de queso crema con azúcar. Tan buena como contundente:

Tarta de zanahoria (4,5€). Carrot cake. Karottenkuchen.

Tarta de zanahoria (4,5€).
Carrot cake.
Karottenkuchen.

Al final de la cena nos pasaron una encuesta para que valoráramos Home Burger en todos los aspectos. Comprendo que es un poco rollo rellenar estas cosas, pero para mí es muestra de su loable voluntad de mejora.

Durante la cena bebimos agua con gas y Coca-Cola.

El servicio, como os he avanzado antes, fue de lo más cercano y atento.

El ambiente, joven y relajado.

El precio total de la cena fue de 35,05€, es decir, unos 17,50€/barba, lo que me parece genial y hace que se pueda volver a este sitio sin remordimientos.

Mi conclusión: hamburguesería agradabilísima, donde priman la calidad del producto y la atención al cliente y se utilizan tanto carne como pan ecológicos. Las raciones son contundentes, como es propio de las hamburgueserías y los precios muy razonables (15-20€/persona). La decoración me parece muy apropiada para disfrutar de este lugar con amigos.

Conclusion: nice burger bar, where the most important things are the quality of product and the customer service. They serve only organic meat and bread, and the portions are big,  typical of hamburger restaurants, and at very reasonable prices (15-20 € / person). The decor seems  very appropriate for a visit with friends.

Fazit: schöne Burger-Bar, wo die wichtigsten Dinge sind die Qualität des Produkts und die Kundenbetreuung. Sie dienen nur Bio-Fleisch und Brot, und die Portionen sind groß, die typisch für Hamburger Restaurants und zu sehr günstigen Preisen (15-20 € / Person). Die Einrichtung scheint sehr geeignet für einen Besuch mit Freunden.

Home burger_tarjeta

¡¡¡Sed buenos y felices!!!



Categorías:Cha - Chamartín, Cham - 15-25€, Hamburguesas, informal / de diario / tapas, M - Madrid, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, resultado de un antojo culinario, SI TU PLAN ES...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: