Segunda visita al Mercado Victoria


Ya os hablé del Mercado Victoria cuando lo innauguraron. Pero como pudistéis ver en esa entrada, lo único que probé de verdad fueron los mojitos (fantásticos y a un precio estupendo, por cierto), limitándome a dar un paseo y hacer fotos de los demás puestos.

Pero estas vacaciones he podido volver a este Mercado, y así probar algunas de las delicias que ofrece. Eso sí, estábamos en veranito  y reconozco que, aunque hice fotos, no fueron todas las que debería.

En mi primera visita me quedé con ganas de tomar algo en La Salmoreteca. ¿Por qué? Porque siempre me enorgullece hablar de un producto tan cordobés, tan bueno, tan sencillo y tan sabroso como el salmorejo. Y me habían dicho que además de que este se sale del parchís, lo acompañan con el que para mí es el mejor jamón del mundo.  Por cierto, si queréis saber como reconocer un buen jamón, no os perdáis el artículo que escribí.

Bueno, a lo que íbamos, que se me va el santo al cielo… en La Salmoreteca no sólo encontramos dos versiones del salmorejo tradicional -hecho en Thermomix o machacado manualmente-, sino que han renovado completamente este producto. ¡¡Mirad cuántas variedades de salmorejo!! ¡Y cada uno con su topping!

Mercado Victoria_variedades de salmorejo

Incontables versiones de salmorejo.
Countless versions of salmorejo.
Unzählige Versionen von Salmorejo.

Además, lo bueno que tienen es que te dejan probar todos los salmorejos que quieras hasta que te decidas. Nosotros probamos las dos versiones del salmorejo tradicional (con inmejorable y abundante jamón), el salmorejo de maíz (con topping de palomitas), el de remolacha, el de setas y el de tinta de calamar (coronado con mejillones). Edu y yo optamos por pedir las dos versiones del salmorejo tradicional. Mi hermano eligió el salmorejo de setas. Y la próxima vez que vaya, creo que me llevaré el de tinta de calamar, que estaba de muerte pero probé cuando ya había pedido el tradicional. Lo sirven en vasitos que suponen raciones muy generosas.

Salmorejo.

Salmorejo.

Mi siguiente parada fue, como no, en el puesto de ostras. Un señor muy amable -el que aparece en la foto- me explicó la diferencia entre las dos clases de ostras que tenían (eché de menos la variedad del mercado de San Miguel, la verdad), y opté por llevarme unas cuantas de cada. Es cierto que estaban buenas, pero creo que en “Pescadería Ramón”, del Mercado de la Paz, me han acostumbrado muy mal, porque al lado de sus ostras, todas las demás me parecen algo insípidas. De todas formas, ofrecer ostras que no te envenenen en verano en Córdoba me parece que tiene per se bastante mérito. Bien por ellos (este “bien” se transformará en un “¡bravo!” si en invierno las ostras están mejores).

Mi segunda parada. Ostras. My second stop. Oysters. Mein zweiter Stopp. Austern.

Mi segunda parada. Ostras.
My second stop. Oysters.
Mein zweiter Stopp. Austern.

Mercado Victoria_ostras

¡¡Mmmm….!!

Y por último, decidí hacer una visita al puesto de sushi. Me encantó, además de por su amabilidad, porque te hacen el sushi en el momento y delante de tus narices. El pescado era bien fresco y bueno y el precio un poco alto, para qué mentir. Pero merece la pena, porque en Córdoba no se puede encontrar un sushi mejor.

Sushi

Sushi

Por su parte, mi hermano se pidió en “Raza Nostra” una hamburguesa que me dejó probar -pero a la que no hice fotos- y que estaba tremenda. Os recomiendo que pidáis la carne de retinto, absolutamente maravillosa y muy española.

Herminia optó por un clásico veraniego: salpicón de marisco en “La Gamba de Oro“, todo un clásico cordobés que trae a la ciudad el mejor marisco desde 1967 (de ahí que el nombre sea algo ranciete). Estaba buenísimo, fresco, ligero y sabroso. También lo pediré la próxima vez que me deje caer por aquí.

Como no podía ser de otra manera, terminamos nuestra cena con un mojito en Soho.

Mojitos. ¡Estaban de muerte!

Mojitos a medio hacer.
Half done mojitos.
Halb fertig Mojitos.

Cenamos bastante bien por una media -creo- de 25€/cabeza. Aunque ya sabéis, lo malo que tienen estos mercados es que vas sumando poco a poco y al final te dejas un pastizal sin darte cuenta.

En fin, que todavía me quedan mil cosas por probar, como los quesos, las croquetas, la fruta, los botes de Kisko García… ¡¡¡tendré que volver para contaróslo todo!! Y será un placer :-).

¡¡¡Sed buenos y felices!!!



Categorías:Córdoba, Cor-15-25€, Cor-Menos de 15€, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, Uncategorized

1 respuesta

Trackbacks

  1. Los patios de la Marquesa / La Fragua | Las cenas de Ingrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: