Colección Catedral (Toledo)


Lo mejor cuando no se conoce demasiado bien una ciudad es apostar sobre seguro. Y eso es lo que hice yo cuando me tocó ir a juicio en Toledo y, por ende, comer allí. Evidentemente, no tengo medios para irme a comer sola a restaurantes como Adolfo cuando voy de viaje de trabajo. Además, tampoco suelo tener tiempo y las comidas en ese tipo de restaurantes se disfrutan más en compañía y sin horizonte temporal.

Pero me había enterado de que Grupo Adolfo ha abierto, también en pleno centro (al lado de la Catedral)  un restaurante asequible, y hacia allí partí rauda y veloz en cuanto terminé el trabajo. ¡Tenía que probarlo!

El local por fuera no llama demasiado la atención, ni para bien ni para mal, y su primera planta tampoco. Sin embargo, me encantó decoración de la planta del sótano, con paredes de piedra pero decoración moderna. En cualquier caso, yo comí en la primera.

Entrada y decoración. Entrance and decor. Eingang und Dekor.

Entrada y decoración.
Entrance and decor.
Eingang und Dekor.

Una cosa que me encanta y que ya observé en el otro restaurante, es que tienen la cocina a la vista. ¿No os da tranquilidad? Verla impecable, impoluta, reluciente y con los cocineros limpitos y trabajando fue todo un placer:

Cocina a la vista. Open Kitchen. Offene Küche.

Cocina a la vista.
Open Kitchen.
Offene Küche.

Estudiándome la carta, me apetecía probarlo todo: que si la torta de oveja y cabra, que si el lomo de cordero, la perdiz… ¡¡no es justo!!

Adolfo Colección_carta

Carta.
Menu.
Menü.

Al final opté por el menú del día, que no suele fallar por estar hecho con productos bien frescos. Además era bastante más económico y con platos de la carta que me apetecían mucho. Por cierto, es ahora, cuando reviso las fotos, cuando me doy cuenta de que me lo dieron en inglés (no es la primera vez, y supongo que no será la última, que me toman por extranjera).

Menú del día. Menu of the day. Tages Menü.

Menú del día.
Menu of the day.
Tages Menü.

Como era de esperar, la comida no defraudó mis expectativas.

De primero me sirvieron un risotto manchego con verduras y queso que inspiraría a Cervantes a escribir el Quijote. El sabor era inmejorable y, aunque parecía que los trozos de verdura eran demasiado grandes, era un placer poder distinguir cada ingrediente y ver como sus distintos sabores combinaban con el arroz. Una maravilla. Y la ración, generosísima.

Risotto manchego con verduras y queso. Risotto "manchego" with vegetables and cheese. Risotto "Manchego" mit Gemüse und Käse.

Risotto manchego con verduras y queso.
Risotto “manchego” with vegetables and cheese.
Risotto “Manchego” mit Gemüse und Käse.

Y como estaba de lo más castiza -creo que cuando vas a un sitio, lo mejor es degustar productos de la tierra y sé que Adolfo domina los de la suya-, de segundo elegí un atún con pisto manchego que fue una auténtica fiesta para mi paladar. El atún estaba bueno, pero por el tono de su carne y su textura creo que, más que atún, era bonito (lo entiendo, pues los precios están muy justos, pero no pasa nada por poner “bonito” en la carta). Lo que se salía del parchís de verdad era el pisto. Nunca he probado uno igual, sabrosísimo, bien picado, de textura suave… todo lo que diga será poco.

Atún con pisto manchego. Si venís, tenéis que probarlo. Tuna fish with "pisto manchego". Simply a must. Thunfisch mit "Pisto Manchego". Wenn Sie kommen, müssen Sie es versuchen.

Atún con pisto manchego. Si venís, tenéis que probarlo.
Tuna fish with “pisto manchego”. Simply a must.
Thunfisch mit “Pisto Manchego”. Wenn Sie kommen, müssen Sie es versuchen.

A estas alturas ya estaba llena y satisfechísima con mi comida, pero… ¡¡¡¿quién soy yo para despreciar un postre de Adolfo?!!! Así que pedí una tarta de chocolate que era simplemente perfecta: finas capas de un bizcocho de chocolate suave y tierno, unidas por una ligera mousse también de chocolate, y coronadas por una capa de chocolate negro entre dura y derretida que era fantástica. Y todo bañado con un poquito de caramelo. No dejé ni una miga.

Tarta de chocolate. Chocolate cake. Schokoladenkuchen.

Tarta de chocolate.
Chocolate cake.
Schokoladenkuchen.

Después, y como tenía que espabilarme para coger el AVE de vuelta, pedí un café con hielo. Me hizo gracia el detalle de que me lo sirvieran en una copa de vino, que hizo la bebida de lo más agradable. Por eso le hice una foto.

Café con hielo. Iced coffee. Eiskaffee.

Café con hielo.
Iced coffee.
Eiskaffee.

Y como digo siempre: Adolfo se distingue por sus detalles. Esta vez, me dieron unos trocitos de turrón casero mientras tomaba el café. A pesar de que no soy muy turronera, me encantaron.

Delicioso turrón casero.ç Delicious homemade nougat. Hausgemachten Nougat. Köstlich.

Delicioso turrón casero.ç
Delicious homemade nougat.
Hausgemachten Nougat. Köstlich.

Mención aparte merece el servicio, atento y encantador, y con estupendos detalles. Al salir, pregunté dónde podía coger un taxi, y me lo llamaron ellos y, cuando el taxi vino, me abrieron la puerta. Una gozada.

¿Y cuál fue el precio de esta comida? El menú (12’9€) no incluía pan ni bebida, ni tampoco el café, por lo que al final pagué 17’6€ por una comida de lujo. Nunca he salido tan contenta de un sitio, porque nunca he visto una comida de esta calidad a un precio tan estupendo.

Conclusión: mi cara de felicidad al salir de este local no podía ser mayor. Comí en un sitio bien puesto, con un servicio fantástico y propio de restaurantes más caros, una comida abundante y una relación calidad-precio como no he visto otra. Sin duda, es un sitio que os recomiendo cuando vayáis por la capital manchega y por h o por b no podáis ir a Adolfo. Simplemente genial.

Conclusion: I couldn’t have a happier face when I leaved this restaurant. I ate at a well decorated place, with fantastic service -typical of more expensive restaurants-, and with a hearty meal with the better quality-price relation I’ve ever seen. It is certainly a place that I’d recommend when you go to Toledo and for any reason you can not eat at Adolfo. Just great.

Fazit: Ich konnte nicht ein glücklicheres Gesicht haben, wenn ich mit dem Essen fertig war. Ich aß in einem gut eingerichteten Restaurant, mit fantastischem Service-typisch von teurer Restaurants-, und mit einer herzhaften Essen mit dem besseren Preis-Leistungs-Verhältnis das ich je gesehen habe. Es ist sicherlich ein Ort, den ich empfehlen würde, wenn Sie nach Toledo fahren und aus irgendeinem Grund konnen nicht an Adolfo essen. Einfach klasse.

Adolfo Colección_tarjeta

¡¡¡Sed buenos y felices!!!



Categorías:Castilla-La Mancha, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, Resto de España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: