Pipa&Co


Aprovechando que Isabel y yo teníamos que quedar el domingo para estudiar francés, decidimos darle primero una alegría al cuerpo y pasar antes por Pipa&Co, un restaurante que se está poniendo bastante de moda. Y a la vista de la comida y de los precios, no nos extrañó nada el boom de este local.

Lo malo de este restaurante es que tienes que ir expresamente allí, porque no es la típica zona de paso (Alberto Alcocer con Paseo de la Habana). Pero una vez llegas, es genial. En nuestro caso, al llegar nos agobió un poco el ruido, porque estaba repleto -¡menos mal que reservamos a las 3 de la tarde!-, pero el local es bonito, acogedor y un punto rústico.

Pipa&Co_decoración

Como podéis intuir por la foto, el ambiente era en general pijín -típicos niños de El Recuerdo- y joven, aunque también había alguna familia. Estaba hasta arriba -yo hice la foto cuando menos gente había-, y los camareros estaban algo desbordados, tardando en hacerte caso. Pero cuando te lo hacían, eran muy agradables y educados. Supongo que si esto sigue así, terminarán contratando más gente.

Para empezar, nos encantó el detalle de que directamente te ponen encima de la mesa una botella de agua del grifo. Además de que supone un ahorro, me parece que deja bien claro que aquí se viene a comer.

Te ponen agua del grifo sin necesidad de pedirla. ¡Un punto para Pipa&Co! They serve tap water without making you ask for it. Sie setzen Leitungswasser ohne zu fragen.

Te ponen agua del grifo sin necesidad de pedirla. ¡Un punto para Pipa&Co!
They serve tap water without making you ask for it.
Sie setzen Leitungswasser ohne zu fragen.

La carta está llena de cosas apetecibles. Por eso tuvimos el acierto de pedirlo todo para compartir.

Carta. Menu. Menü.

Carta.
Menu.
Menü.

El pan nos hizo gracia, porque eran mini-baguettes, blancas e integrales.

Mini-baguettes.

Mini-baguettes.

Y pasando a lo que os interesa, lo primero que nos trajeron fue el huevo poché con parmentier de patata y aceite de trufa negra, que estaba impresionantemente bueno. Pero eso sí, a nosotras no nos engañan: han copiado-sin llegar al nivel del original- a La Gabinoteca hasta en la presentación del plato.

Huevo poché con parmentier de patatas y aceite de trufa. Poached egg with Parmentier potatoes and truffle oil. Pochiertes Ei mit Parmentier Kartoffeln und Trüffelöl.

Huevo poché con parmentier de patatas y aceite de trufa.
Poached egg with Parmentier potatoes and truffle oil.
Pochiertes Ei mit Parmentier Kartoffeln und Trüffelöl.

Después vino lo que para mi gusto fue lo mejor de  la comida: pizza de tomates secos, queso de cabra y cebolla confitada. Era, sencillamente, una maravilla. La masa fina, y los ingredientes en su justa medida. Fue todo un placer.

Pizza de tomates secos, queso de cabra y cebolla confitada. Dried tomatoes, goat cheese and caramelized onions pizza. Pizza mit getrockneten Tomaten, Ziegenkäse und karamellisierten Zwiebeln.

Pizza de tomates secos, queso de cabra y cebolla confitada.
Dried tomatoes, goat cheese and caramelized onions pizza.
Pizza mit getrockneten Tomaten, Ziegenkäse und karamellisierten Zwiebeln.

Y justo después, uno de los platos más flojos: burratina con tartar de tomate. El queso realmente no era burrata, sino una simple y regular mozzarella. ¿Qué cómo lo sé? Ya en mi descripción os digo que me apasiona el queso y, por lo tanto, soy bastante conocedora de este producto. La burrata es mucho más cremosa que la mozarella y, cuando la abres, da la sensación de que se derrite. Es otro rollo. Y el tartar de tomate era de las cosas más insípidas (falto de sabor, no es que estuviera horrible) que he tomado nunca. ¡Y encima era de lo más caro de la carta (11,95€)! Plato a evitar.

Pipa&Co_burrata

Burratina con tartar de tomate.
Burrata with tomato tartar.
Burrata mit Tomatentartar.

Lo siguiente fue un steack tartar, que estaba más que decente teniendo en cuenta su precio (15,95€, y ya sabéis que este es un plato que no suele ser barato). La verdad es que el aspecto nos echó bastante pa’trás, pues la carne no tenía el color rojo que tiene un tartar bueno. Pero cuando lo probamos, vimos que se dejaba comer y que el problema era que quizás lo habían marinado/aliñado (no sé qué es lo que se hace exactamente con el tartar) demasiado tiempo. Según Isabel, también puede ser que tuviera demasiada mostaza. En cualquier caso, este es un plato que podéis pedir.

Steack tartar.

Steack tartar.

Y tras el steack tartar, la gran sorpresa: envoltini de pollo con queso, espinacas, bacon y parmentier de patata. Aquí pecamos de sabihondas, porque en vez de preguntar, al ver un nombre italiano dimos por echo que  se trataba de pasta. ¡¡Craso error!! Imagináos nuestras caras cuando nos trajeron un rollo de carne de pollo relleno con espinacas y -muy poco- bacon y queso. El sabor era bueno, pero a estas alturas de la película ya estábamos bastante llenas y, por pedir postre, no nos llegamos a terminar el plato. Si queréis, pedidlo, pero id advertidos de lo que es :-).

Envoltini de pollo con queso, espinacas, bacon y parmentier de patata. Chicken envoltini with cheese, spinach, bacon and potato Parmentier. Hähnchen Envoltini mit Käse, Spinat, Speck und Kartoffeln Parmentier.

Envoltini de pollo con queso, espinacas, bacon y parmentier de patata.
Chicken envoltini with cheese, spinach, bacon and potato Parmentier.
Hähnchen Envoltini mit Käse, Spinat, Speck und Kartoffeln Parmentier.

Y como no les quedaba tarta de queso, optamos por pedir la de chocolate y galletas, que estaba estupenda, como suele estarlo siempre. ¡¡Nos encantó la presentación!!

Tarta de chocolate y galletas. Chocolate-biscuit cake. Schoko-kekse Torte.

Tarta de chocolate y galletas.
Chocolate-biscuit cake.
Schoko-kekse Torte.

 ¿Cuál fue el precio de esta comilona? Poco menos de 47€ lo que, con propina, se nos quedó en 25€/cabeza, que me parece estupendo para la calidad y cantidad de la comida.

Conclusión: restaurante de decoración cuidada pero informal, con una cocina sencilla y buena a precios estupendos. El servicio desbordado -terminarán contratando más-, pero muy agradable. No me extraña que se esté poniendo tan de moda, y pienso volver a probar el resto de la carta. Además, tiene un jardín que pinta fantástico ahora que ha empezado -por fin- el veranito.

Conclusion: tastefully but casual decorated restaurant, with simple and good cuisine at great prices. Overflowed but very nice service -I guess they’ll hire more waiters-. No wonder why it is a hotspot, I’ll come back to try the rest of the menu. It also has a garden that looks great now that Summer has begun.

Fazit: geschmackvoll, aber lässig eingerichtetes Restaurant, mit einfachen und gute Essen zu günstigen Preisen. Überlauf, aber sehr netter Service-ich denke, sie werden mehr Kellnern mieten-. Kein Wunder, warum es ein Hotspot ist, ich werde zurück kommen, um den Rest des Menüs zu probieren. Es hat auch einen Garten,  der für Sommer gut ausieht.

Pipa&Co_tarjeta

¡¡¡Sed buenos y felices!!!



Categorías:Cha - Chamartín, Cham - 15-25€, de terraza / azotea, informal / de diario / tapas, ir a un sitio de moda, M - Madrid, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, SI TU PLAN ES..., un plan de chicas

2 respuestas

  1. En cuanto vaya a Madrid voy a ir a probarlo!!!
    http://frombraziltomadrid.blogspot.com.br

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: