La Musa Malasaña


He aquí otro sitio tachado de mi lista “Quiero conocer…”. Llevaba un tiempo oyendo que “La Musa” es un clásico estupendo de Malasaña, y me daba rabia pensar que después de 11 años en Madrid ni siquiera recordaba haber pasado por su puerta. Así que  cuando Ana me propuso quedar añadiendo que le apetecía plan malasañero, no me lo pensé dos veces y llamé para reservar. Eso sí, como es un sitio que está siempre lleno, no te permiten reservar después de las 20:30. Afortunados ellos, que pueden.

Justo ese día había estado comiendo en Blanca 6 con Rosarito, con la que después tomé café y me apoltroné un rato en el sofá de casa. Cuando se acercaba la hora de poner rumbo a La Musa, llamó Borja diciendo que se apuntaba al plan. Y donde caben 2, caben 4. ¡Mejor mis críticas!

Nada más llegar, me llamó la atención su entrada, con un montón de pequeñas pantallas planas que formaban el nombre del restaurante (a una pantalla por letra). Por dentro, la decoración agradable y moderna -recomiendo que visitéis el cuarto de baño que fue origen de un ataque de risa/pánico de mis amigas-, con mucha madera. Aunque las sillas eran algo incómodas y las mesas estaban demasiado pegadas. De todas formas, comprendo que tengan que aprovechar su éxito.

Decoración. Decor. Dekor.

Decoración.
Decor.
Dekor.

La carta me recordó mucho a la de Lamucca -aunque de esa no hice foto-, presentada como si de un periódico se tratase. Y como teníamos ganas de probarlo todo, decidimos compartir.

Carta. Menu. Menü.

Carta.
Menu.
Menü.

Lo primero en caer fueron los tomates verdes fritos, que a mi tierna edad no había probado. Con un poco de queso de cabra por encima, todos coincidimos en que fue de lo mejor de la noche.

Tomates verdes fritos. Fried Green Tomatoes. Gebratener Grüne Tomaten

Tomates verdes fritos.
Fried Green Tomatoes.
Gebratener Grüne Tomaten.

Las empanadillas japonesas fueron lo siguiente a lo que metimos boca. Se dejaban comer, pero fue un plato mucho más normalito.

Empanadillas japonesas. Japanese dumplings. Japanische Knödeln.

Empanadillas japonesas.
Japanese dumplings.
Japanische Knödeln.

Un plato que pasó entre nosotros sin pena ni gloria fueron las quesadillas de huitlacoche. Desde luego, su aspecto era de lo más insulso. Su sabor era algo mejor, pero nada que se saliera del parchís.

Quesadilla con huitlachoche.

Quesadilla con huitlacoche. Y sin nada que la hiciera especial.
Quesadilla with huitlacoche, without anything that made it special.
Quesadilla mit huitlacoche. Nicht besonders.

Con tanta comida -eso me lleva a otra cosa: TRAEN TODO A LA VEZ-, casi se nos quedó frío el jabalí con ali-oli de miel y sobrasada. Fue por eso por lo que pensamos que estaba duro (costó muchísimo cortarlo), pero lo cierto es que, una vez en la boca, su sabor era fantástico. Totalmente recomendable.

Jabalí con ali-oli de miel y sobrasada. Boar with honey and sobrassada aioli. Wildschwein mit Honig und würzige Wurst Aioli.

Jabalí con ali-oli de miel y sobrasada.
Boar with honey and sobrassada aioli.
Wildschwein mit Honig und würzige Wurst Aioli.

A esto siguieron las croquetas, de jamón, boletus y mejillones. Te vienen tal cual, en una ración de 3 y sin que puedas hacer cambios. Nosotros optamos por coger una cada uno (Rosarito y yo compartimos, para expiar los pecados cometidos en Blanca 6). Me tocó probar la de mejillones, que estaba estupenda.

Croquetas de jamón, boletus y mejillones. Ham, mushrooms and mussels croquettes. Ham, Pilze und Muscheln Kroketten.

Croquetas de jamón, boletus y mejillones.
Ham, mushrooms and mussels croquettes.
Ham, Pilze und Muscheln Kroketten.

Por último, y porque lo vimos en una mesa de al lado, pedimos un guacamole. Nos encantó su presentación, pues te dan los ingredientes para que lo hagas tú. Y esto me gustó no sólo por original, sino porque así te aseguras que es bien fresco y que el aguacate no se ha oxidado. Nos divertimos bastante haciendo de “cocineras” (si es que a machacar ingredientes se le puede llamar cocinar). En cualquier caso, nos quedó fresco y buenísimo.

Guacamole.

Guacamole.

Y ya llegamos a los postres, que fue lo más decepcionante de la velada. Empezaré por los peores, para dejaros el mejor sabor de boca posible.

La tarta de limón fue todo un chasco. Para empezar, no tenía masa, lo que podríamos haber perdonado si  la crema de limón hubiese estado buena. Pero ni eso. Era más bien insípida y te dejaba un regusto de lo más desagradable. Todos coincidieron en que tenía demasiado merengue. Para mí el merengue nunca es demasiado, salvo si es malo, como era el caso. Plato a evitar.

Tarta de limón. Lo peor de la noche. Lemon pie. The worst of the night. Zitronetörtchen. Das Schlimmste der Nacht.

Tarta de limón. Lo peor de la noche.
Lemon pie. The worst of the night.
Zitronetörtchen. Das Schlimmste der Nacht.

Otra cosa que a mí no me gustó nada -aunque a los demás no les pareció tan malo- fue el chocolatísimo. Cuando lo trajeron, pensamos que se trataba del típico soufflé, pero era un cacho’chocolate de lo más contundente y bastante seco sobre una mediocre salsa de chocolate blanco.

Chocolatísimo.

Chocolatísimo.

La panacotta de dulce de leche se dejaba comer. Coronada por almendras garrapiñadas y una buena -y un tanto excesiva- capa de dulce de leche. Y, por lo que observo ahora en la foto, el vaso en que lo sirvieron no estaba demasiado limpio…

Panaccotta de dulce de leche. Fudge Panacotta. Karamell Panacotta.

Panaccotta de dulce de leche.
Fudge Panacotta.
Karamell Panacotta.

Y para terminar, el milhojas de dulce de leche. Coincidimos en que tenía el mejor sabor, pues estaba fantástico. Pero las capas estaban muy poco espaciadas, de forma que se pegaban unas a otras formando un pastel -que no milhojas- de lo más contundente.

Milhojas de dulce de leche. Fudge millefeuille. Karamell millefeuille.

Milhojas de dulce de leche.
Fudge millefeuille.
Karamell millefeuille.

El servicio fue de lo más normalito, más bien algo seco. Pero comprendo que teniendo el sitio tan lleno como lo tienen no les haga falta más.

Lo mejor de esta cena fue el precio: ¡¡68’2€!! Lo que, entre cuatro personas, se traduce en 17€/cabeza y hace de este sitio un más que digno sustituto de Lateral.

La conclusión es sencilla: restaurante moderno y sencillo, en el que la comida tiene una calidad razonable a un precio fantástico. El servicio no es gran cosa, pero mejor que en Lateral, lo que hace de La Musa un más que digno sustituto. Eso sí, la próxima vez -que la habrá-, evitaré los postres. Y os aconsejo reservar o ir a horas tempranas.

The conclusion is simple: modern and light restaurant, where the food has a reasonable quality at a fantastic price. The service is not the best, but better than in Lateral, for which La Musa is a great substitute. The next time -I’ll definitely be back-, I will avoid the desserts. And I advise you to book or visit at early hours.

Die Schlussfolgerung ist einfach: moderne und schlicht Restaurant, wo das Essen hat eine vernünftige Qualität zu einem fantastischen Preis. Der Service ist nicht der beste, aber besser als in Lateral, für die La Musa ist ein großartiger Ersatz. Das nächste Mal -ich werde auf jeden Fall wiederkommen-, werde ich die Nachtische vermeiden. Und ich rate Ihnen zu buchen oder ein früh Besuch machen.

La musa_tarjeta

¡¡¡Sed buenos y felices!!!



Categorías:C - Centro, Cen - 15-25€, informal / de diario / tapas, M - Madrid, Mezclas interesantes, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, SI TU PLAN ES..., Tomar una copa/caña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: