Edulis


Señores,

Hoy me siento generosa y voy a dejar dos críticas gastronómicas. Bueno, vale, no es sólo porque me sienta generosa: es porque quiero criticarlo antes de que se me olvide.

Hace ya mucho tiempo, en un mundo en el que este blog no existía, fue mi cumpleaños. Y uno de mis múltiples regalos consistió en una cena en este resturante. Y fue un acierto.

Para empezar, me informé sobre el sitio y, entre otras cosas, vi un dato maravilloso:  te permiten llevar tu propio vino, siempre que pagues un descorche de 9€ por botella (eso ya no me parece tan bien). Así que pasé por Lavinia y compré un par de botellas de mi vino favorito (os lo desvelaré cuando coja más confianza, pero os adelanto que en casa se ríen de mí y por eso me da vergüenza).

En fin, que llegamos a Edulis (en pleno centro de Madrid, en la calle Velázquez 11) con nuestras dos botellitas de vino bajo el brazo. Y como llegamos media hora antes de lo previsto, nos sentamos un rato en la terraza a tomar una caña. Bueno, en mi caso fue un tinto de verano que para mi gusto estaba demasiado oscuro y falto de gas. Pero este fue el único “pero” que ponerle al restaurante. Bueno, este y el de la altura de las lámparas, pues me daba con ellas cada vez que iba a sentarme en la mesa (y no mido dos metros, que conste).

Por lo demás, todo perfecto. Como no sabíamos por donde empezar, decidimos pedir un menú degustación (48€/cabeza, bebidas y descorche no incluídos) con el que probar los platos más típicos de la casa. Y parece que no nos equivocamos. Os reconozco sin problemas que no me acuerdo de todo lo que comimos (fue tanto como para no poder terminar), porque fue mucho y muy bueno, así que comentaré lo mejor y alguno de los platos que me quedé con ganas de probar.

De lo primero que me acuerdo es de las croquetas edulis…¡mmmm! como os podéis imaginar, eran de setas y estaban deliciosas. Es lógico: si les ponen el nombre del restaurante muy tontos tienen que ser para hacerlas malas. Un 8 sobre 10 (y ya empezáis a saber que yo no regalo mis notas).

Después vinieron las alcachofas con berberechos. La verdad es que la mezcla me daba al principio un poco de repelús y además no soy muy “alcachofera”. Pero estaban muy buenas, aunque no fueron ni mucho menos lo mejor de la noche. Les pongo un 7.

Huevos escalfados con boletus edulis, trufa y espuma de patata era lo siguiente y, para mí, la estrella de la noche. ¡Que maravilla! La textura inmejorable, el sabor incomparable, el placer inenarrable… todos los “ables” que le ponga serán pocos. Yo cometí el error de mezclarlo todo casi desde el principio, haciendo una especie de papilla que, aunque estaba de muerte, no era tan agradable de comer como cuando el plato estaba en orden. Pero vamos, de los restaurantes criticados hasta ahora, sin duda elijo Edulis y este plato. Un 10.

Diría que luego hubo tataki de atún, pero sinceramente no me acuerdo y, si así fue, no llamó mi atención por nada en especial (ni por bueno, ni por malo).

Y por último, uno de los platos que ya no pude terminar: el rabo de toro. No, no pude honrar a mi tierra comiéndomelo todo, pero estaba estupendo. El mejor que he tomado en la capital (aunque tengo que reconocer que en Madrid suelo tomar pocos, porque me espero a catarlos en Córdoba). Le doy un 8 sobre 10.

Y ya creo que mi mente bloqueó recuerdos para evitar rememorar lo llena y casi empachada que me sentí. Así que no me acuerdo del postre. Pero seguro que estaba estupendo, porque salimos de allí contentísimos.

Otra cosa agradabilísima fue el servicio. Encantadores y serviciales, a la par que cercanos.

IM-PRESIONANTE. Agradezco muchísimo a quién me invitó que me descubriera un sitio como este. Tanto me gustó que os dejo el teléfono por si queréis reservar (y no, de momento nadie me paga por hacer publicidad, que conste):

 912 207 519

Volveré. A probar el arroz verde con carabineros y la flor de calabacín. He dicho.



Categorías:M - Madrid, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, S - Salamanca, Sal - Más de 50€, SI TU PLAN ES..., una cena romántica

1 respuesta

  1. Fantástico el edulis y coincido contigo en que el huevo a baja temperatura con trufa es una joya. No recordaba que fuera tan caro el descorche (lo tenía mentalmente en 5 euros!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: