Tartán


Fríos. Así nos quedamos cuando vimos la cuenta. Porque llevaba un tiempo oyendo que era un restaurante estupendo en lo que a relación calidad-precio se refiere. ¡Y casi tiene el mismo precio que “La Paloma”! Por eso he decidido ponerlo entre los restaurantes “no son  tanto”.

Es un restaurante que se ha puesto de moda, lo cual es perfectamente comprensible al ver su carta y su decoración. La primera tiene unos platos de lo más apetecibles y la segunda es muy cuidada y acogedora.

Tartán_decoración

Al final decidimos compartir primeros y pedirnos cada uno un segundo.

Para empezar pedimos una burrata que estaba de escándalo. Para mi gusto fue lo mejor de la noche. El queso estupendo, tierno y suave, acompañado por una salsa pesto que estaba deliciosa y en su punto (hay algunas demasiado fuertes), una buena cantidad de piñones y tomate seco. Una combinación inmejorable.  Tanto que me están dando ganas de volver y pedir otra.

Tartán_burrata

Seguimos con una “selección de crudos“ (se incluyen en esta categoria tartares, carpaccios, ceviches y demás). Estaba también  muy bueno y tenía (de izquierda a derecha y de arriba a abajo):

  • salmón. Bueno, con sésamo, pero nada que se saliera de la normalidad.
  • tartar de solomillo. Muy bueno para mi gusto, en su punto y coronado con un huevo de codorniz que le daba una textura muy agradable.
  • tartar de atún con arroz  inflado. Esto fue lo segundo mejor de la noche: original y con una materia prima inmejorable.
  • carpaccio de pulpo. A este me acerqué con recelo, pero tengo que admitir que me sorprendió gratamente. Muy bueno, de verdad.
  • tartar de algo (creo que era de navaja, a juzgar por la presentación). Estaba aceptable, pero era el más insípido de todos.

Tartán_selección de crudos

Y llegaron los segundos.

Javier pidió una codorniz deshuesada con verduras que tenía un aspecto estupendo. Y debía estar muy buena, porque ni nos ofreció probar. Eso sí, se quejó de que los espárragos estaban demasiado hechos. Yo sólo con ver el plato me hubiese quejado también de que había poca codorniz:

Tartán_codorniz

Edu sí nos dejó probar de su plato, tres mini hamburguesas decepcionantes (y eso sin tener en cuenta que, por lo visto, es uno de los platos más reconocidos de este restaurante). Estaban coronadas por guacamole con patatas paja, boletus (creo) y queso brie, resspectivamente. Yo probé la de brie. Y estaba mala. Le sobraban especias por todas partes, y en ello coincidimos los tres amigos. NADA RECOMENDABLES:

Tartán_hamburguesas

Yo opté por el cochinillo (y también dejé que lo probaran). Y creo que fui la que más acertó. Estaba hecho en su punto, acompañado con salsa de arándanos, unas lentejas muy finas, un puré de judías y otro de zanahoria. Si conseguías poner un poco de cada uno de ellos en el tenedor, conseguías un bocado casi perfecto:

Tartán_cochinillo

Y una buena cena no sería tal si no estuviese regada con un buen vino. Escogimos el de blanco la casa, bueno y a un precio razonable (16€/botella). Había oído hablar de él, pero no había visto la botella que, como el nombre (“Menganito”), me hizo bastante gracia:

Tartán_vino

Terminamos más que llenos y entre eso y lo que tardaron en atendernos para el postre, decidimos no pedir nada más. ¡Y menos mal! Por que nos pegaron un clavo de 50€/cabeza. Es verdad que pedimos dos botellas de vino, pero aún así me parece demasiado. Si hubieran sido 40€/barba creo que hubiésemos salido muy contentos. Hay que ver lo que hacen 10€…

Y en la cuenta otros detalles:

  • Bueno: te separan lo que te has gastado en comida de lo que te has gastado en bebida. Además te hacen ya el cálculo de lo que debe pagar cada comensal. Muy cómodo.
  • Malo: te cobran el pan (2,5€/cabeza). Aunque sea buenísimo (que en este caso no lo era) es un detalle que no me gusta nada.

La conclusión es fácil: se come bien y se está a gusto, pero es demasiado caro (sobre todo si vas con expectativa de que sea de 30€/cabeza, que es la fama que tiene) y el servicio algo lento. De todas formas, os dejo sus datos por si os queréis quitar la espinita y conocerlo, que tampoco está tan mal.

Dirección: C/General Pardiñas 56

Teléfono: 914 02 76 89 . Os recomiendo reservar, porque suele estar lleno.

Id y contadme que os parece.

¡Y sed buenos y felices!



Categorías:C - Centro, C - Comida Internacional, Cen - 35-50€, de terraza / azotea, M - Madrid, Mezclas interesantes, pagar de más, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, resultado de un antojo culinario, SI TU PLAN ES..., una cena romántica

2 respuestas

  1. ¡¡Ojo!! He oído que este restaurante va a cerrar porque se van a Miami. Luego no digáis que no os he advertido…

  2. Eso sí, han abierto otro en la azotea del Círculo de Bellas Artes que, según me han dicho, es una pasada. Por eso lo he puesto en categoría de “terraza/azotea” y en la zona centro de Madrid, aunque yo probase el de Salamanca 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: