La Seo de Urgel


¡Eufórica! Y medio muerta. Así es como me ha dejado este puente de Todos los Santos.

La boda de un buen amigo de Edu nos llevó estos días a tierras catalanas. Y la verdad es que el viaje en sí fue una paliza, pero mereció 100% la pena.

Alquilamos una furgoneta y pusimos rumbo a la Seo, que está a tiro de piedra de Andorra. Paramos a comer en un sitio de cuyo nombre no me acuerdo a unos 80km de nuestro destino. De lo que sí me acuerdo es de las fotos de colgadas en la pared (quien quiera, que me pregunte, que se las describiré encantada) y el olor a caca de vaca estabulada que no me hicieron sentir demasiado cómoda. En fin, que salimos como a las 10:30 de la mañana y llegamos a las 18:15, comida (y copa) incluida.

Tengo que decir que una de las desventajas de este destino turístico es la cantidad de banderas independentistas que te encuentras por el camino, colgadas de las ventanas. Te hacen sentir malvenido y ajeno en tu propia tierra.

Pasando ya a hablar de los hoteles de la Seo, mi impresión fue que no los hay de término medio: hay un Relais Chateux maravilloso (donde los novios celebraron su boda), un Parador (que ya sabemos que están anticuados pero siguen siendo hoteles señoriales) y hotelillos de segunda o tercera como el nuestro, que no estamos para hacer grandes desembolsos. El nuestro (Hotel Avenida) era un alojamiento digno, de una estrella, pero limpio y con personal muy amable. Y muy barato (55€/noche). Pero tengo que ponerle varias pegas:

  • La primera noche sólo dejaron un botecito minúsculo (¡y medio gastado!) de champú en nuestro cuarto de baño. Cuando fuimos a decir que queríamos gel, nos dijeron que andaban un poco cortos y por eso no ponían, pero que (¡oh, que casualidad!) tenían por ahí un par de botes y nos los dieron amablemente. Imagináos nuestra sorpresa al ver que al día siguiente los botes de gel que nos habían dado y que habíamos dejado en la bañera habían desaparecido y los de champú seguían allí… WTF??!!!! Me pregunto a quién se lo pondrían después…
  • Respecto al cuarto de baño, otra queja: la bañera no tenía tapón, supongo que para evitar gastar demasiado en agua. Maaaaaal.
  • El desayuno era el más triste al que me he enfrentado en mucho tiempo. En una nevera medio rota y algo sucia había unas cuantas fiambreras (muchas de ellas también rotas) con embutidos y queso. También había unos tomates, ajos para echárselos a las tostadas y un par de tetra-bricks de zumo. Que digo yo, ¿y que os cuesta poner el zumo en jarras, almas de cántaro? Había unas cuantas bandejas de bollería tan dura que estoy segura me hubiese partido varios piños si me hubiese atrevido a comerla. Y la máquina de café era de esas que no te sirven café, sino agua del Ganges. El único punto positivo de este desayuno era una típica iaia catalana de lo más solícita (aunque para lo que podía ofrecernos la pobre…) y el pan y los donuts, que sí eran frescos. El precio de esta depresión era de 5€/pers, bajo para ser de hotel, pero muy alto si pienso que por 3’75€ podemos calzarnos un desayuno ibérico en VIPS.
  • No nos permitieron pagar nuestra estancia con tarjeta. La pela es la pela y parece que estos catalanes en concreto adoraban contarla físicamente.

Dicho lo anterior, hay que admitir que las habitaciones eran pequeñas pero magníficas para el precio que tenían:

La verdad es que los novios se curraron no sólo la boda, sino un finde fantástico para todos los invitados. A las 20h del jueves nos invitaron a cenar en el hotel El Castell de Ciutat (el Relais Chateux que he comentado antes), una maravilla de castillo rehabilitado con estupendas vistas a El Cadí (el monte emblemático de la zona) y donde el sábado se celebró la boda.

Después de la cena y un par de copas, pusimos rumbo a La Crem, la discoteca más in de la Seo. Nos marcamos unos bailes y unas rondas de chupitos muy divertidas y poco a poco ,y conforme nos apetecía, nos fuimos yendo a dormir. He de reconocer que fui de las primeras, pero estaba muerta. Y ahí no se terminaba la preboda.

El viernes nos esperaba un día en  en Naturlandia, un parque de actividades en la naturaleza andorrana. Nos lo pasamos genial en el tobotronc (una especie de montaña rusa por la montaña) y montando en quad.

Después de comer estábamos ya tan muertos que nos dimos de baja del senderismo. Luego siesta y cenita tranquila (artículo aparte).

La boda el sábado fue increíble, con unas vistas inmejorables desde el castillo y un tiempo frío pero agradable. Discursos emotivos, copas gigantes, fuegos artificiales, nata, megáfono, barra degin tonics, toneladas de caramelos, congas… y de la cena en sí hablaré en una entrada independiente, porque se la merece.

En resumen: un finde (hay que descontar jueves y domingo, que se nos fueron en el viaje) más que recomendable. Montaña, aventura, marcha y cultura (sí, por lo visto hay una catedral preciosa que nosotros no vimos porque no nos enteramos hasta el último día).

Y mañana volveré con más, porque me mandan a Valladolid (tierra de pinchos) de curro. Ea. :-)

¡Sed buenos, viajeros y felices!



Categorías:España, VIAJES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: