Sunset


Ayer tuvimos reunión de brujas. ¡Y que bien lo pasamos! Aunque no comiéramos bien. Lo pongo en la categoría de “No son pá tanto”, porque la comida era bastante malucha. Y en la de “Buena relación calidad-precio” porque la calidad de la comida era tan baja como los precios.

Para cambiar decidimos ir a otro sitio que no fuera Lateral (si habéis leído la crítica entenderéis por qué). Y se nos ocurrió Sunset, en Juan Bravo 45, porque lo vimos en la aplicación “El Tenedor”, tenía  buena pinta y hacían un descuento del 50%. Sin esta oferta, el restaurante entraría perfectamente en la categoría “algo caros”, y no hubiese merecido la pena.

La verdad es que es fácil entender el descuento en cuanto entras: el sitio está dividido en dos salas, una de restaurante y otra lounge. Y la del restaurante (que no sé como séra) está en obras, así que hay que cenar en la otra, que es una especie de bar trasnochado y con la entrada sucia. Ya sabéis: típicas escaleras enmoquetadas que no limpian desde hace siglos. Puajjjjj.

Comes en las típicas mesas y sillas altas de bar, que eran cómodas y no llamaban la atención ni por bonitas ni por feas. Se me olvidó hacerles foto. Pero se la hice a la barra que teníamos al lado, así que podéis ver las sillas y que la iluminación era algo oscura pero agradable:

Barra

Barra

Rosarito llegó una hora tarde, así que Ana y yo no tuvimos más remedio que esperar con cañas y vino blanco, respectivamente. Pooobres. Cuando llegó todo nos parecía perfecto. ¡Que nooooo, que mi ojo crítico siempre está alerta!

Había platos de un montón de países (Brasil, España, Francia, Alemania, Turquía…), lo que me permitió corroborar el refranero popular. Ya sabéis: quién mucho abarca, poco aprieta. Pedimos todo para compartir. Y lo que me llamó la atención fue la diferencia en la calidad de los diferentes platos.

La ensalada de queso de cabra con vinagreta de frutos secos estaba estupenda. Buen queso y verdura, con bastantes piñones (que me encantan) y la vinagreta estaba francamente buena y puesta en su justa medida (ya sabéis que con las cantidades soy algo maniática).

Ensalada de queso de cabra

Ensalada de queso de cabra

Los huevos trufados con patatas fueron una ENORME DECEPCIÓN. Y mirad que es un plato fácil…Para empezar al deshacerlos vimos que la patata estaba como pastosa y a la vez seca (la típica patata de comedor de colegio). Y al probarlos vino otra sorpresa: eran huevos trufados… ¡y no sabían ni un poco a trufa! Maaaaal.

Huevos trufados. Un asquito

Huevos trufados. Un asquito

Huevos trufados. Un asquito revuelto

Huevos trufados. Un asquito revuelto

Después vino un steak tartar, que no estaba mal. La carne era buena, fresca y bien cortada, pero se habían esmerado poco en el aliño, que también es importante. Un detalle: te lo daban con layema de huevo encima, sin mezclar, lo que te permitía apreciar mejor la fescura de la carne.

Steak tartar

Steak tartar

El siguiente plato fue una auténtica PORQUERÍA: fajitas mejicanas. La tortilla era de Old el Paso, que no me engañan. Y el relleno de pollo algo picante sin ninguna gracia y con mala pinta.

Fajitas "Old El Paso"

Fajitas “Old El Paso”

Relleno de las fajitas. Muy malo

Relleno de las fajitas. Muy malo

Y llegaron los postres.

Un tatin de manzana del que lo mejor era el helado de dulce de leche de Haagen Dazs que lo acompañaba. Masa fría y blanda… nos lo dejamos casi entero. De hecho, caí tarde en hacerle la foto. Es así como lo dejamos al irnos:

Tatin de manzana

Tatin de manzana

Pedimos también un souffle de chocolate que estaba bastante bueno. Pero (¿para qué os voy a mentir?), de ese se me olvidó hacer la foto.

Toda esta cena la regamos con vinos y cañas y nos salió por 29€ las tres, es decir a 10€/pers. En otros sitios me hubiesen cobrado eso mismo sólo por las copas de vino blanco que me tomé. Por eso no lo pongo entre los malditos. Pero tampoco lo voy a poner en los de buena relación calidad-precio porque no se me olvida que sin descuento del tenedor la cuenta habría sido de 20€/barba.

Eso sí, el servicio muy amable, rápido y solícito.

Por lo tanto mi CONCLUSIÓN es que este es un RESTAURANTE PARA FAMILIAS CON NIÑOS. ¿Por qué? Primero por el precio, y segundo por el tipo de cocina, en la que seguro encontrarán algo que les guste. Aunque estoy pensando que tal vez las sillas tan altas les resulten un poco incómodas…

Y nada más.

¡Sed buenos y felices!



Categorías:M - Madrid, RESTAURANTES POR ZONA Y PRECIO, S - Salamanca, Sal - 15-25€, Uncategorized

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

tiroalplato

Acertar donde comer

¡A tomar por mundo!

La vuelta al mundo low cost

Te Veo en Madrid

Blog con recomendaciones para salir en Madrid - Restaurantes, Moda, Ambientes con Encanto & Mucho Más ...

El cuaderno de Rachel.

RESTAURANTES,VIAJES,TIENDAS.

A %d blogueros les gusta esto: